Entender la huella de carbono

Entender la huella de carbono

A causa de un conocimiento cada vez mayor del cambio climático y de los efectos de nuestras emisiones industriales sobre el medio ambiente, crece el número de empresas y también de personas naturales que toman pasos activos para resolver problemas ambientales. La medición de la huella de carbono es uno de los primeros pasos para reducir los gases invernaderos que producen el cambio climático.

La huella de carbono mide el total de emisiones de gases invernaderos (directos e indirectos) causados por parte de una persona, una institución, una empresa, un evento o un producto. La razón principal de calcular la huella de carbono es crear la información  base sobre la cual se puedan tomar decisiones adecuadas para reducir el aporte al cambio climático. Una vez conocida la huella de carbono se pueden desarrollar estrategias para reducirla. Es por esto que el cálculo de la huella de carbono es una de las verificaciones base en los dos sistemas de certificación ambiental desarrollado por parte del Instituto Interamericano de Ecología Integral: la certificación  ¨Futuro sostenible – empresas ecoeficientes¨ para micro y pequeñas empresas, así como la certificación ¨EcoBien¨ para empresas medianas y grandes.

La  creciente consciencia ambiental  sobre el calentamiento global y sus impactos negativos sobre el medio ambiente, la salud humana y las economías mundiales despertó el interés en el proceso de la medición de la huella de carbono. La comunidad global ahora está consciente de la necesidad de reducir la emisión de gases invernaderos para así frenar el cambio climático.

Las herramientas más populares para la reducción de la huella de carbono son la ecoeficiencia, el uso de energías renovables, la reducción de desechos orgánicos (produciendo el gas invernadero metano) y la reforestación (con los nuevos árboles eliminando carbono de la atmosfera al incorporarlos a sus troncos y ramas).

La huella de carbono es un importante indicador para la responsabilidad ambiental de una empresa o institución y ayuda a identificar impactos ambientales y reducirlos de manera económicamente eficiente a través de la planificación estratégica y operativa, a través de una política ambiental empresarial, así como a través de reportes ambientales y otras medidas de gestión ambiental. Adicionalmente la reducción de la huella de carbono promueve  una imagen empresarial ambientalmente responsable y de esta forma puede resultar en mayores ventas de los servicios y bienes generados por parte de la empresa.

Hay diferentes tipos de huellas de carbono:

La huella de carbono de productos determina el impacto ambiental generado por un producto o servicio. La huella de carbono de un producto puede tener un alcance menor desde el negocio hacia el siguiente negocio (es decir para un solo eslabón de la cadena productiva) o puede tener un alcance completo desde la cuna hasta la tumba (= desde la extracción de las materias primas de un producto o servicio hasta el descarte del producto como basura). Esto último se llama también la huella de carbono de la cadena de valor.

La huella de carbono corporativa mide la huella de carbono de una empresa entera.

Aunque la huella de carbono es una herramienta de medición de impactos ambientales muy importante  hay que dejar en claro que la huella de carbono sólo mide una pequeña parte del impacto ambiental , exactamente el cual está relacionado con la emisión de gases invernaderos, pero deja fuera de su cálculo muchos otros impactos generados que pueden ser por ejemplo el uso del  agua, la destrucción de hábitats, el uso de insumos y la contaminación acuática, marina y química generada por parte de una empresa, para sólo mencionar algunos temas no tomados en cuenta por la huella de carbono. Es por esto que en los sistemas de certificación de INECI también se mide la huella ecológica que incluye la huella de carbono y amplía el punto de vista hacia los otros temas ambientales, dando así una imagen más completa del impacto ambiental de la empresa.

Sea usted parte de la solución: calcule la huella ecológica y la huella de carbono de su empresa a través de uno de los sistemas de certificación  de INECI y reciba apoyo profesional en la reducción del consumo de recursos naturales a lo largo de sus procesos de producción. Ahorre gastos operativos y benefíciese con la publicidad que INECI le ofrece por volverse una empresa ecoeficiente.

A través de los sistemas de certificación de ecoeficiencia de INECI todos pueden ganar: la naturaleza, la sociedad civil y también la misma empresa (reducción de gastos, aumento de motivación y productividad de los empleados). ¡Certifíquese ya!