Creando una economía circular

Creando una economía circular: terminando con el modelo económico de descarte economia circular.

 

La situación actual de la economía mundial consume los recursos naturales de manera no sostenible. El enfoque lineal (extraer materia prima, producir un bien, usar este bien y después descartarlo) desperdicia recursos valiosos y daña el medio ambiente. Adicionalmente, los niveles de consumo están incrementándose en los países en desarrollo, lo cual incrementará la presión sobre los recursos naturales cada vez más. Esto resultará en un incremento de los precios de los recursos y consecuentemente incrementará los costos para negocios y consumidores.

Obviamente en una situación caracterizada por poblaciones crecientes y escasez de recursos, la gente cada vez consume menos, sin embargo, esta situación abre oportunidades para nuevos modelos de negocio en los cuales se usan los recursos naturales de forma más eficiente (= ecoeficiencia). La forma más conocida de ecoeficiencia, es el uso de tecnología de punta para ahorrar agua, energía u otros insumos, así mismo, el cambio de comportamiento del personal de una empresa con el fin de reducir el uso exagerado de insumos y materias primas. Pero también existen otros ejemplos que en América sur son vistos todavía como irrealistas y futuristas tal como el ¨car sharing¨ (= compartir carros) en el cual, el uso de carros es compartido por un grupo de personas en vez de que cada uno compre un carro.

Adicionalmente a esto existe el enfoque circular de re-usar  recursos, en una de sus formas, siendo conocido como reciclaje. El Reciclaje significa transformar materiales usados, para convertirlos en nuevos productos. Pero re-uso no necesariamente significa reciclaje, sino también puede significar darle a un producto descartado un nuevo tipo de uso (=re-purposing), por ejemplo usar una bombilla incandescente como mini-florero para la mesa, por mencionar un ejemplo bastante artesanal pero no menos válido. El reúso de materiales en sistemas circulares tiene mucho sentido porque maximiza el valor de los productos, protege al medio ambiente y es económicamente rentable. El beneficio económico a ser logrado a través de la ecoeficiencia y a través del uso circular de los recursos se puede estimar en muchos billones de $US ahorrados alrededor del mundo.

De acuerdo a estudios científicos más del 80% del impacto ambiental de un producto se determina en la fase de su diseño, al escoger los materiales  y procesos requeridos para este producto. Es entonces, la fase de diseño, la que determina si es posible reusar el producto después de cumplir con su vida útil. Cuando se mezclan las materias primas dentro de un producto de tal forma que al momento del descarte es imposible o demasiado caro separarlas nuevamente, entonces cualquier intento de reciclaje o re-uso es imposible y se pierden los recursos en depósitos de basura que a la vez contaminan el medio ambiente.

Para reducir este impacto ambiental hay que aplicar uno o mejor varios de los siguientes 4  principios de diseño de producto:

a) Diseñar para una larga vida útil en vez de producir productos de mala calidad que se malogran rápido, forzando así al consumidor a descartarlos y comprar nuevos.

b) Diseñando para el uso de alquilar y compartir en vez de comprar

c) Diseños que hacen posible el re-uso para otros fines

d) Diseñar de tal forma que las materias primas se puedan reciclar

Usar estos cuatro principios en la producción de bienes y servicios llevará al mundo muchos pasos adelante en el largo camino hacia la sostenibilidad global.

El Instituto Interamericano de Ecología Integral ayuda a empresas a implementar los principios de la ecoeficiencia en sus procesos de producción de bienes y servicios, ofreciendo asesorías de implementación de Sistemas de Gestión Ambiental, ofreciendo la posibilidad de participar en el sistema de certificación ambiental  ¨Futuro Sostenible – empresas ecoeficientes¨ para micro y pequeñas empresa, así como en el sistema de certificación “EcoBien” para empresas medianas y grandes.

Participe usted ahora en nuestros sistemas de certificación y sea parte de la solución al volverse un líder ecoeficiente en la economía de América Latina.